Mariam Kidd en Second Life: ATV. Capítulo II

lunes, 15 de noviembre de 2010

3

ATV. Capítulo II

Estaba metiendo la ropa sucia cuando la puerta del lavadero se abrió de par en par. Se le cayó la cesta al suelo, era el hijo pequeño de Anna.
-tas asustado, jajajaja, mami dice que mañana hará la colada, vienen mis tíos y mis primos a comer y tiene que prepararlo todo. Ale ya está dicho, adiosssssssss. Salió corriendo dando un portazo.

Terminó de hacer la colada y subió al apartamento, aun era temprano, así que para distraerse sacó los últimos dibujos que sus alumnos habían hecho. No hay nada mejor para provocarle una sonrisa que verlos y recordar como los hacen, la manera que tienen de coger los lápices de colores, los que sacan la lengua o fruncen el ceño en señal de concentración y como se les ilumina la cara cuando se los dan.

Ya era casi la hora de comer, no le apetecía cocinar, así que sacó del congelador una de esas tarteritas misteriosas que su madre le preparaba sin identificarlas, nunca sabía que iba a comer hasta que la abriera, comidas sorpresas las llamaba ella.

Después de comer se echó en el sofá y se quedó dormida, el teléfono la despertó sin piedad. Ufff, ya era de noche.

-si

- Juli, estas bien?

- hola mamá, si estoy bien, me quedé un poco traspuesta, no dormí muy bien anoche.

- tu pesadilla, no? Has salido hoy?

- no mamá, he estado todo el día en casa.

- hija tienes que salir, ya hace tiempo que lo dejasteis Armand y tu, tendrías que conocer a otros chicos.

-mamá, estoy muy tranquila ahora, deja que disfrute de mi soltería.

-lo sé hija, se que estas mejor ahora, pero tus pesadillas…. Tienes que pasarlas tú sola, al menos antes lo tenías a él.

- ya soy mayor, llevo toda la vida con las pesadillas y se superarlas. Además si necesito a alguien tengo a Nick.

-Si, Nick es un buen chico, pero algún día se cansará o encontrará una novia y ya no lo tendrás siempre pendiente.

- lo sé, mami, eso espero, que encuentre una buena novia, a ver si no me da a mi tanto la tabarra.

- ayy hija, bueno voy a dejarte, que papá volverá pronto de su partida dominical y me contará lo malos que son sus compañeros de juego y las trampas que hacen, jajaja y él es el peor. Un beso hija, cuídate.

- Vale mamá, un beso para los dos.

“La verdad es que ya habían pasado 5 meses desde que dejé a Armand, llevábamos ya muchos años juntos, desde el instituto, al principio todo era muy bonito, nos queríamos mucho, en la universidad el estudio derecho y yo magisterio, él decía que eso no era una carrera para ganar mucho dinero, pero yo quería trabajar con niños y no con maleantes y corruptos.


Fue el primero de su promoción y lo contrataron en el mejor bufet de la ciudad, se convirtió en un verdadero snob, su amigos eran insoportables y sus fiestas muy aburridas. Yo no quería ir con ellos y él no quería ir solo, no era correcto ir sin mí, así que empezaron a producirse las primeras discusiones, el día del aniversario de mis padres el tenia una comida muy importante, pero para mí eran más importantes mis padres, así que me fui a la granja con ellos, él me dijo que siempre sería una chica de pueblo y se marchó. Cuando regresó vino diciendo que si la mujer de tal, que si la de pascual, que nunca llegaría a ser como ellas si no me esforzaba. Le dije que sí, que haría un gran esfuerzo, pero para ayudarle a sacar sus maletas de mi piso. Después de eso hemos seguido hablando y mantenemos una amistad cordial. Él está donde quería y yo donde me apetece estar”.

No tenía nada de hambre, mientras veía una película comió algo de fruta y cuando terminó se fue directamente a la cama.

Sonó el despertador y se levanto con una sonrisa, hoy no había tenido la pesadilla, estas mañanas eran las mejores. Se asomó a la ventana, era un soleado día de invierno, así que decidió ir al colegio dando un paseo, no tenia clase a primera hora. Dejo el café y las tostadas haciéndose mientras tomaba una ducha y se arreglaba, desayuno, se abrigó y salió a la calle cantando.


Era agradable pasear en invierno sintiendo el calor de los rayos de sol en la cara, los niños somnolientos eran arrastrados por sus padres a los coches o subían como en trance al autobús, costaba imaginar que eran los mismos niños que en menos de una hora no se estarían quietos ni dejarían de gritar ni hablar. Llegó al colegio, las clases ya habían empezado y se dirigió a la sala de profesores, allí estaba Nick.

- Buenos días preciosa, estas radiante hoy.

- Sí, he tenido una buena noche y he venido caminado, hace un día precioso. Almorzamos en nuestro rincón del parque? Tengo dos tarteras misteriosas.

- Por supuesto, no me puedo resistir a una tartera misteriosa. Le guiñó un ojo.

Ella le sonrió y se fue a su clase, miró por la ventana de la puerta, “míralos tan tranquilitos que parecían hace un rato, ya han recargado las pilas”, entró y todos se sentaron y el silencio reino.

Había llegado la hora del almuerzo y fue a buscar a Nick.

- Juli adelántate, me quedan unos minutos, ves poniendo la mesa.

Juli llego a su rincón, era un sitio acogedor, en verdad eran dos esquinas entre tres setos, usaban una en invierno que les resguardaban del frio y en verano usaban la otra que tenía un gran árbol que le daba sombra todo el día y la mantenía fresca. Preparó el picnic, se sentó sobre la manta y mientras esperaba a Nick se recostó un poco, cerró los ojos y sintió el calor de los rayos de sol. “ummmm, esto es vida” . de repente la noto otra vez, esa mirada misteriosa se le clavaba en la nuca como dos agujas.

Intentó darse la vuelta pero una mano le tapó la boca y otra los ojos.

- Juliet soy el coco, he vueltooo, vengo a por ti.

Las manos la soltaron pero ella no pudo moverse, estaba petrificada de terror, unas voces la volvieron en sí y salió disparada hacia la puerta del colegio, allí se tropezó con Nick.

- Juli que pasa?, parece que hayas visto a un fantasma.

- No pasa nada, me acordé que tenía que hacer algo, ve a almorzar y recoges todo vale?

- Estas muy blanca, que te pasa?

- Nada pesado, me he mareado, el sol calienta un poco y voy demasiado abrigada. Voy al baño, estoy bien, son cosas de chicas. Nos vemos cuando acaben las clases.

Desapareció tras la puerta del baño sin dejar a Nick pronunciar ni una palabra. Abrió el grifo y se mojó la nuca. “ Para que le voy a contar nada si no me va a creer.”

Terminaron las clases y Nick la llevó a casa.

- Que vas ha hacer esta tarde?

- He quedado para ir al cine con Anna, ayer no hicimos la colada juntas y ya sabes que no podemos estar muchos días sin contarnos los cotilleos del edificio.

- Solo del edificio???? Miedo me dais, espero no haber salido nunca en alguna de vuestras conversaciones.

- Míralo, si aun se creerá que hablamos de él, anda yaaa

Paró el coche en la puerta de su casa, ella le dio un beso de despedida y bajo.

- Mañana nos vemos, si te pitan los oídos luego ya sabes que somos nosotras hablando de ti, don importante.

- Anda ir a por las escobas, no para barrer, si no para volar, menudo par de brujas estáis echas. Sonrió y arranco el coche.

No había luz en la escalera, seguro que el diablillo de Anna había estado trasteando otra vez en el cuarto de contadores. El ascensor tampoco funcionaba, ale a subir por las escaleras, llego sin aire a su puerta, sacó la llave y la metió en la cerradura…..


3 Susurros en la noche:

Morrigan Mathy dijo...

uffff... el coco...
eso promete...
a ver que le pasa a la prota, me has vuelto a enganchar
besosssssss

MARIO dijo...

mmmm....
quiero mas por favor

Anónimo dijo...

Esto se pone interesante.... Animalica me parece que tiene un futuro dificilillo. Ja ja ja.