Mariam Kidd en Second Life: ATV. capítulo IV

lunes, 22 de noviembre de 2010

2

ATV. capítulo IV

Juli apareció en la sala con el pelo suelto y el chándal que Nick le había dejado preparado, Nick imaginó que no llevaba ropa interior.

-Juli, siéntate y vamos a cenar, que sea una velada relajada, puedes tomarte un par de copas de vino, te sentarán bien y no te preocupes por nada.

- Tengo un poco de miedo, sabes que no creo en esas cosas, pero me causan respeto.

- Come y no temas por nada.

La cena trascurrió tranquilamente, Juli siempre estaba muy agusto con Nick hablaron de temas del colegio y Juli le contó a Nick el incidente del parque.

- Me lo tenías que haber contado antes. Le dijo con voz calmada y casi susurrando.

- Lo sé, pero sabía que no me creerías y no quería preocuparte.

- Mi niña, lo mal que lo debes estar pasado con todo esto, confía siempre en mí, hay veces que puede que me cueste creerte, pero siempre estoy aquí y lo sabes. Le sonrió.

Terminaron de cenar, él recogió la mesa y regreso de la cocina con dos tazas humeantes.

- Vamos a tomar esta infusión, nos vendrá muy bien a los dos.

- No será un brebaje de brujas o de indios de esos que te hacen ver alucinaciones no?

- Juli, estas bobita. Y los dos rieron a carcajadas.


Se sentaron en el sofá y bebieron sin decir ni una palabra. Nick dejó las tazas vacías encima de la mesita de centro y bajo las persianas.

-Juli, ahora quiero que te tumbes en el sofá y relájate. Él se acerco a la chimenea y de una caja de madera que había en la repisa sacó un colgante, era un prisma de cristal atado con cordón de cuero.

- no pienses en nada, mantén tu mente en blanco, si no puedes, piensa en esos folios blancos que das a tus niños que luego te pintarrajean. Julie sonrió.

- que piensas?
.

- nada, lo veo todo blanco

- bien, sigue con la mirada el cristal, no dejes de seguirlo. El cristal con la luz del fuego dibujaba en toda la sala caprichosas formas de luz y de color, convirtiendo la estancia en una cosa parecida a una galaxia.

- Empieza a recordar el pasado, primero el más cercano y ves alejándote. Ella empezó a temblar.

- Qué pasa?

- No puedo hablar, alguien me tapa la boca, Nick ven ya, el coco me tiene.

- Tranquila, estoy aquí. Ves más hacia atrás.

- Estoy en la universidad, que grande que es todo y yo aquí en la puerta. Tengo miedo, pero estoy emocionada, ya soy mayor. He dejado la granja.

- Sigue retrocediendo, Juli, no temas nada, estoy aquí. Que ves?

- Jejeje, mi primer beso, tengo cosquillas.

-Recuerda, eres más pequeña.

- Estoy sentada en la paja, a la entrada del granero sosteniendo a Maggi, que linda muñeca. La acuno y le canto. , Margaret Juliet van corriendo de la mano, Juliet Margaret papa nos comprará un helado lalalalala jajajajajaaja.


- Como te sientes?

- Triste, me falta algo, pero no sé que es. Maggi, guapa. Se ha dormido. Pero no se despierta. Despierta Maggi, no está el coco.

Una gran sonrisa se dibujo en su cara.

- Soy yo de niña, corriendo por el prado, es domingo, llevo el vestido de los domingos, es naranja y blanco y el sombrerito que tanto me gustaba ponerme. Esperaaaa
- Que ves?

- Hay otra niña, son iguales. Llevan el mismo vestido, pero el de ella es amarillo. Corren cogidas de la mano por el prado, cantan y ríen.


- Margaret Juliet van corriendo de la mano

- Juliet Margaret papa nos comprará un helado

- Margaret Juliet mami nos ha hecho muñecas

- Juliet Margaret les pondremos coletas.

- Yo soy Juli

- Yo soy Maggi

- lalalalala jajajajajaaja

- Juli, ahora empieza a recordar desde ese momento.


El móvil de Juli empezó a sonar. Nick fue corriendo y lo sacó del bolso de Juli. Mierda, tenía que haberlo apagado. Era una llamada oculta.

-si?

Una voz de hombre profunda sonó al otro lado.

- Soy el coco y me llevaré a Juliet también. Y colgó.

Juli se había despertado del trance

- que ha pasado???

- Que recuerdas?

- Nada, un folio blanco sonó mi teléfono, quien era?

- Nadie, se habían equivocado, no recuerdas nada?

- Nada, ves??? Esto no funciona son tonterías.

- No lo son, has estado dormida más de una hora, has hablado, me has contado cosas, has revivido el pasado.

- Que dices? Si no me he dormido, ha sonado el teléfono.

Nick puso en marcha su grabadora y se oyó su voz diciéndole que pensará en un folio en blanco.

- Cielo, escucha esto. Pero no tengas miedo.

2 Susurros en la noche:

Morrigan Mathy dijo...

una... amiga / hermana / complice de juegos...
esto empieza a ponerse super interesante...
mooooola

Anónimo dijo...

El telefonico de los cojones.... Maldito sea el progreso.