Mariam Kidd en Second Life: Visita inesperada.

martes, 16 de agosto de 2011

2

Visita inesperada.

Era sábado por la noche, estaba terminando de ver las noticias con mi nueva pareja, llevábamos 2 meses viviendo juntos y hoy habíamos decidido quedarnos en casa; cena, peli y un buen postre hasta el amanecer o hasta el lunes, ya se vería.

Sonó el timbre de abajo, dijo ser el vecino, decía que se me había caído algo de ropa que había tendido y me la subía. Lo esperé en la puerta de casa y al salir del ascensor vi que era mi ex, llevaba una botella de nuestro vino preferido en la mano y sin darme tiempo a reaccionar me estaba comiendo la boca.

- Que haces aquí?

- Vengo a cenar y a que nos bebamos una botella de vino como en los viejos tiempos, brindemos recordando nuestros 3 años juntos, te he echado mucho de menos.

- Si, ya lo veo cuanto, cuanto llevas sin saber de mí?

- Churri, como que no se de ti?, sigo todos tus pasos

- Ahhh claro, entonces pasa, ya sabrás de Rubén

- Rubén?

- Si, este es Rubén, llevamos saliendo ocho meses.

- Ahhhh, pues eso no lo sabía, claro no me lo habrán dicho para no hacerme daño, (sonrió excusándose) bueno, solo me apetecía charlar contigo y ver cómo te iba las cosas, pero si eso ya te llamo un día y hablamos.

- No, no te preocupes, pasa. Rubén este es David, mi ex.

- Hola David, bueno ya que has venido si quieres puedes quedarte a cenar con nosotros, nos bebemos esa botella y nos conocemos

- Vale, si no os importa.

Yo estaba un poco flipando, la verdad es que no había quedado mal con David, habíamos quedado como amigos, aunque hacia meses que no sabía de él, pero me parecía un poco surrealista cenar con mi novio y mi ex. Cualquier cosa podía ocurrir la noche.

Rubén había hecho la cena, así que mientras ellos se tomaban unas cervezas yo puse la mesa, desde la cocina los oía reír y hablar amigablemente, la verdad es que los dos son unos chicos encantadores y hacen amigos con mucha facilidad.

La cena transcurrió con mucha normalidad, una charla muy amena y muchas risas, nos bebimos dos botellas de vino y después de tomar el café Rubén preparó sus mojitos, que le salen de vicio.

Estábamos sentados en el sofá, yo en medio de los dos. Nos sentíamos cómodos los tres, como si fuéramos amigos de toda la vida y el alcohol estaba haciendo su efecto.

- Así que venias a tirarte a mi novia cabronazo-. Se rió a carcajadas. Yo miré a Rubén como no creyéndome lo que acababa de escuchar.

- Pues la verdad… es que si tío, pero visto lo visto… aunque me ha molado conocerte, pareces un buen tío y me alegro por ella. En el estado en que me encuentro, si fueras un mal tipo te habría partido la cara.

- Aun te mola eh??

- Uffff si, la echo de menos, sobre todo en la cama, es una fiera. Bueno tú ya lo sabrás.

- Ostia que si lo sé, es una diosa -------

- Eyyyy chicos que estoy aquí, un poquito de por favor, cortaros un poco no?.

Empezamos a reírnos los tres. Rubén me miró,

- Nena, hacemos un trío?

- Un crio?? si claro y David será el padrino

- No, que si te apetece un trío?

..........
quieres saber como termina la cosa????
http://qufolln.blogspot.com/2011/08/visita-inesperada.html

2 Susurros en la noche:

Nanak dijo...

¡Caray! (Sin palabras me he quedado)
Beso (casto y sin tríos)

Mariam dijo...

gracias guapisima, muchos besos para tí también.