Mariam Kidd en Second Life: El gato y la luna

sábado, 3 de septiembre de 2011

0

El gato y la luna


Este era bebé  gato que se había quedado sin su mamá, el gatito triste lloraba apenado y la Luna desde el cielo le hablo.

-         - Que pasa gatito?

-         - No tengo a mamá y tengo mucha hambre, tu quien eres?

-          -Soy la Luna y desde ahora seré tu mamá y cuidare de ti. Sigue el rastro de mi luz y encontraras comida.

El gatito siguió la luz que le llevaba hasta una granja e iluminaba a una gran vaca.

-         - Pero mamá Luna, no me puedo comer a este animal tan grande, no tengo dientes.

La luna se rio, 

-no te la tienes que comer gatito, acerca tu morro a su ubre y chupa, veras que leche tan dulce y caliente sale. Pero antes pide permiso a la vaca.

-           -Sra. vaca puedo beber leche de ti?

-        -  Si claro pequeño, acércate.

La vaca se tumbo en el suelo para que el gato pudiera llegar bien y este comenzó a beber. Con la barriga llena le entró sueño y se acurrucó junto a la vaca que le daba calor.

Al día siguiente cuando se despertó la vaca le dijo que podía ir a beber de su leche todos los días. El gatito se despidió contento y fue en busca de mamá Luna, pero no estaba, había un sol radiante que le quemaba y se metió bajo de un árbol apenado pensando que su nueva madre también había desaparecido. Se durmió y despertó cuando caía el sol, se estaba poniendo todo muy oscuro y tuvo miedo, pero de pronto oyó a mamá luna.

-          -Gatito, buenas noches, como has pasado el día?

-         - Mamá lunaaaaa, el gatito saltaba contento, has vuelto.


-          - Porque no iba a volver?, pero solo salgo cuando  es de noche, hay días que me veras muy grande y redonda, otros días más pequeña, y otras noches no me veras, pero si estaré aquí aunque tú no me veas.
      
       Durmió toda la mañana, fue a beber leche de la vaca y jugaba por el bosque hasta que se le hacía de noche esperando a la Luna.

Los años pasaron y el gato creció, ya no bebía leche y la luna con sus rayos le mostraba donde encontrar ratones o pequeños animales para comer.


Un día tras muchos años el gato se sintió cansado y quiso irse con la luna, la vio reflejada en el lago y se acercó dispuesto a besarla.

-          -Cuidado gatito, si te metes en el agua y me tocas ya no podrás salir, te ahogaras.
-          Pero estaré contigo?

-        -  Si, de esa forma estarás ya siempre junto a mí.

El gato sin pensárselo se metió en el agua, cerró los ojos y dejo de respirar. Una estela brillante de luz de luna ilumino al inmóvil gato y con una extraña fuerza levanto su cuerpecito dejándolo a los pies de la luna. El gato abrió los ojos y allí vio a mamá luna junto a su mamá gata y a su padre gato al que nunca había conocido. Cuando miréis al cielo veréis 3 estrellas en línea que brillan más que las otras, son el gatito y sus padres que al fin se reunieron y están juntos por la eternidad.

0 Susurros en la noche: